Accidentes Automovilísticos

Abogado de Accidentes Automovilísticos en Los Angeles

Cuando ocurre un accidente automovilístico grave, las personas a menudo se sientes indefensas y paralizadas. Es inesperado, inmerecido y totalmente injustificado. Es una interferencia inoportuna en curso normal de su vida. Tratar con las compañías de seguro para presentar su reclamo y argumentar sus daños puede hacerlo sentir como que lo convierten en víctima nuevamente. Negociar una resolución no es un proceso fácil y directo. Los tasadores de seguro son expertos para ubicar puntos débiles en su caso y exagerarlos, para que su reclamo parezca más débil de lo que es. Debido a que las víctimas de accidentes automovilísticos ya están vulnerables emocionalmente y se sienten frustradas, con temor a terminar sin nada, y esperando simplemente acabar todo el proceso y sacar el dinero que puedan, esta táctica funciona a las mil maravillas, y le permiten a las compañías de seguro arreglar los casos rápidamente a una fracción de su valor.

Debido a que este accidente automovilístico es probablemente su primer (y ojalá único) roce con las compañías de seguro y el sistema legal, al enfrentar esta pelea solo pone a gran desventaja su salud, su futuro y el bienestar de su familia. En la Firma Legal Injury Justice, hemos peleado esta batalla cientos de veces, Hemos resuelto y litigado exitosamente cientos de casos de automóvil, que involucran distintos factores, desde un simple choque por detrás, a una colisión atravesada en una intersección de cuatro vías, a un golpe lateral por un punto ciego del conductor, hasta un choque con huida. Hemos visto de todo. Sabemos cómo trabajan los tasadores. Sabemos las fortalezas y las debilidades de cada caso. Nuestro trabajo es ayudarlo a desarrollar su caso de tal manera que maximice sus fortalezas y al mismo tiempo mitigar y tratar las debilidades antes de que salgan de control y le causen perder.

Accidentes Automovilísticos por Detrás

Es importante saber las casusas más comunes de los choques por detrás por dos razones. Primero, para mantener a usted y a su familia seguros al manejar. Saber qué comportamientos evitar puede hacer toda la diferencia en una situación difícil y algún día le prevendrá de ser la parte que tuvo la culpa. La segunda razón es saber qué observar en caso de que usted sea víctima de tal accidente, porque el descubrir y documentar la causa del accidente inmediatamente después que sucedió le ayudará a negociar con la compañía de seguros de la parte que tuvo la culpa más adelante. Aunque en la mayoría de los accidentes por detrás la responsabilidad está clara, la parte que tuvo la culpa a veces intentará culpar del accidente a la víctima. Es cuando estas pequeñas cosas, como la ausencia de marcas de llantas, condiciones del clima y grabaciones de teléfono celular pueden resultar vitales para su caso.

Entonces ¿por qué suceden los accidentes por atrás?

  • Distracciones – a medida que nuestros vehículos se llenan más y más de tecnología, resulta más y más difícil mantener los ojos en el camino. Mandar textos al manejar ha sido informado como la mayor causa de accidentes por distracción. Usar un teléfono celular, una tableta u otro dispositivo portátil al manejar aumenta el riesgo de involucrarse en un coque en tres veces. El problema es especialmente peligroso cuando se trata de conductores adolescentes. Ya siendo un grupo de alto riesgo, un cuarto de los conductores adolescentes informan que responden sus mensajes de texto por lo menos una vez mientras manejan. 20% de los adolescentes admiten involucrarse en comunicaciones por texto al conducir.
  • Embriaguez – en cualquier momento dado, un conductor término medio se involucra en procesos complejos de hacer varias cosas al mismo tiempo. Él o ella deben mantener la vista en el camino en frente de ellos, calcular la distancia a la próxima intersección antes de que cambie el semáforo, cuidarse de los peatones y evitar obstáculos en el camino. Si otro conductor está distraído y no pone atención, un conductor que esté sobrio y atento reaccionará rápidamente para salir del peligro. El caso es distinto cuando el alcohol entra en juego. Afecta el cerebro de tal manera que impide los procesos de control normal y la habilidad de cambiar su atención rápidamente de una tarea a otra. También afecta la visión periférica del conductor, dejando un área de visibilidad más angosta. Finalmente, la coordinación entre las manos y la vista de una persona embriagada se afecta con tan sólo un trago. Un conductor ebrio no solamente no podrá evitar un accidente, sino que frecuentemente causan uno debido a la capacidad disminuida de concentrarse y percibir las condiciones del camino en constante cambio.
  • Defectos en el Camino – Los accidentes que resultan de carreteras y caminos construidos deficientemente tienen consecuencias desastrosas. Un conductor que maneje a toda velocidad y se encuentra con un bache muy grande, o que tiene que doblar en una curva muy cerrada o que golpee un divisor del camino mal puesto, tiene pocas posibilidades de sobrevivir. Incluso si otro conductor tuvo a culpa del choque, hay posibilidades que la entidad gubernamental también pueda ser hallada responsable por el camino peligroso. En casos de reclamos en contra del gobierno, el tiempo es vital. A diferencia de un asunto de lesión personal, donde el plazo está limitado generalmente a dos años después de la fecha de la pérdida, usted tiene sólo seis (6) meses para presentar su reclamo.

Estuve en un accidente automovilístico y fue mi culpa. ¿Qué hago?

Desafortunadamente, nadie es perfecto. Todos en ocasión pasamos en luz roja, mandamos textos al manejar, o simplemente nos distraemos en el camino. En California se requiere por ley que usted mantenga una póliza de seguro de automóvil activa. En caso de un accidente, usted simplemente notifica a su compañía de seguros y ellos resolverán el caso antes de un litigio, o. si el caso termina en un tribunal, le proporcionan un abogado. A menudo las partes son incapaces

de resolver el caso dentro del plazo limitado por ley de dos años, ya sea tanto a que la parte lesionada continúa en tratamiento, como debido a desacuerdos entre la responsabilidad o la cantidad por daños. En ese caso, la demanda será presentada y usted podrá ayudar al abogado que contrató su compañía de seguros para responder a la revelación de pruebas y asistir a una declaración jurada ocasional. Sin embargo, el caso tendrá mayores posibilidades de resolverse mucho antes del juicio. Entonces aunque es un proceso muy desagradable que pasar, lo único que puede hacer la parte que tuvo la culpa en este caso es solamente relajarse y esperar.

Estuve en un accidente automovilístico y no fue mi culpa. ¿Qué hago?

Por otra parte, La persona lesionada tendrá mucho trabajo que hacer después de un accidente. Si la otra parte tuvo la culpa, y usted recibió lesiones aparte del daño a su vehículo, usted debe contratar a un abogado en el acto. Aunque su abogado no es un profesional de cuidado médico, los abogados de lesiones personales experimentados a menudo saben qué tipo de tratamiento debe recibir una víctima de un accidente automovilístico y qué cuidado médico futuro se debe esperar. Siempre es una buena idea ir a la sala de urgencias con los paramédicos, simplemente porque puede haber una contusión o algún otro tipo de lesión que no es aparente de inmediato. En el hospital, hágase todos los estudios de imágenes, tales como Radiografías, Resonancias Magnéticas y tomografías cerebrales, y solicite una copia de todos esos registros. Realice seguimiento con su médico de cuidado primario tan pronto como sea posible. Asegúrese de que él o ella vea sus registros del hospital. Escuche a su propio cuerpo, y tenga un plan de tratamiento listo.

Disminuya sus daños –